13 nov. 2007

Ante la prepotencia del tiránico gobierno marroquí

Lunes 5 de noviembre de 2007
Número NP00026/07

Con el viaje de los Borbones a Ceuta y Melilla se vuelve a reabrir el viejo debate con Marruecos acerca de las ciudades autónomas. Los altos mandatarios marroquíes han calificado la visita de “lamentable y provocadora”. Aunque el MSR piensa que los monarcas no son precisamente los mejores representantes de España, tiene que decir que lo único “lamentable y provocador” en este asunto es la bochornosa actitud del déspota gobierno marroquí.

Los mismos que hace treinta años se apropiaban del Sáhara en actitud belicosa e ilegal, los mismos que se enriquecen con el continuo goteo de inmigrantes ilegales en España, los mismos que han cometido auténticos crímenes de guerra contra el pueblo saharaui, hablan ahora de “respeto”. A ellos les recordamos que Ceuta y Melilla son españolas desde 1497; que cualquier representante del Estado visite territorios que pertenecen legítimamente a España no debería ser algo fuera de lo común, ni debería suscitar polémica alguna. No está de más recordar también que las dos ciudades autónomas tampoco están en el listado de territorios a descolonizar de la ONU ya que no están consideradas “colonias” (aunque al gobierno tiránico de Mohammed poco le importa la legalidad internacional). A todo esto se suma el hecho de que los ceutís y melillenses se sientes mayoritariamente españoles; tanto los habitantes de origen europeo como los conocidos por los lugareños como “moros viejos”.

¿A quién interesa, pues, revivir el debate? Sólo a la monarquía marroquí, que de esa manera desvía las criticas del pueblo por su explotación y tiranía, una explotación que hace morir de hambre a los marroquíes y los convierte en corderos de la dictadura apoyada por USA, y a ciertos sectores musulmanes radicales, que entienden la invasión silenciosa de ambas localidades como el primer paso para sus planes expansionistas que culminarían con el regreso a “Al Andalus”.

Nuestra postura no responde a “terquedad” o “cabezonería”: sencillamente, los habitantes de Ceuta y Melilla se sienten españoles, legalmente lo son y deben seguir siéndolo. El MSR defenderá siempre la españolidad de las ciudades autónomas, pues defender su españolidad es defender también el bienestar de sus gentes. No compartimos el discurso trasnochado de la derecha reaccionaria ni aplaudimos los “tours a gastos pagados” de la monarquía, pero tampoco caeremos en el error de legitimar las acciones expansionistas de nuestros vecinos del sur.

Fdo: Secretaría de Comunicación MSR

No hay comentarios: